El sorgo, un cultivo alternativo con grandes ventajas

23 noviembre, 2020

El sorgo es un cultivo originario de África, extendido por Europa, América y Asia, donde se emplea para consumo humano y animal. Su resistencia a la sequía lo hace un cultivo importante en regiones semiáridas, siendo actualmente el cereal que ocupa la quinta posición en importancia a nivel mundial.

 

  • Para consumo humano: el grano del sorgo es un alimento con mucho potencial. No contiene gluten y representa una opción nutritiva para las personas celiacas. Con él se puede elaborar: harina, pasta, leche, gaseosa, cerveza y otros licores.

 

  • Para alimentación animal: presenta un 86% de digestibilidad en materia seca, elevado contenido en proteínas, vitaminas hidrosolubles y elevada producción de energía libre de taninos.

 

Podemos encontrar cierta similitud con el maíz, por las zonas en las que se cultiva y su fisiología vegetal, aunque el sistema radicular del sorgo es más extenso y ramificado, siendo su inflorescencia terminal en forma de panícula.

 

VENTAJAS DEL CULTIVO DEL SORGO EN ESPAÑA:

  • Cultivo del futuro impuesto por el cambio climático (buena alternativa al maíz en climas secos).
  • Rotación de cultivos: reduce la presencia de insectos y las enfermedades. Se utilizan menos fertilizantes y pesticidas.
  • La PAC (Política Agraria Comunitaria) nos exige una diversificación de cultivos.
  • Sin gluten y con muy pocos taninos.
  • Poca necesidad de agua de riego.
  • Cultivo competitivo desde un punto de vista económico.
  • Buen cultivo previo para los cultivos de verano como el girasol: Mejora la estructura de la tierra por el alto desarrollo de las raíces.
  • No precisa una maquinaria sofisticada, similar a la empleada en el maíz.
  • Es una excelente opción como cultivo a implantar en segundas cosechas.
  • Hay una amplia gama de variedades, que nos permiten elegir la que tenga un ciclo más adaptado a nuestra comarca.
  • Como forraje o ensilado, nos permite diversificar los recursos para la alimentación del ganado.

Entre las condiciones que limitan su implantación, destacamos principalmente las exigencias de calor (Tª para germinar >12ºC) que requiere para su óptimo desarrollo.

Estamos ante un cultivo con una gran potencial y rusticidad. Desde Euralis, llevamos varios años trabajando en la mejora genética para obtener variedades más adaptadas y productivas.