El girasol, un cultivo rústico resistente a climas extremos

22 abril, 2020

Desde hace varias campañas, la climatología está afectando a nuestros cultivos de manera más significativa de lo que venía siendo habitual. La agricultura es una actividad a cielo abierto y dependemos en gran medida del devenir de las condiciones meteorológicas.

De los cultivos extensivos que podemos encontrar en nuestras comarcas agrícolas, el girasol es uno de los que mejor se adaptan a las variaciones climáticas, ya que es un cultivo rústico y que encaja perfectamente en la rotación de cultivos de nuestra explotación.

Estamos ante una especie todoterreno, que gracias a su raíz pivotante explora capas del suelo más profundas, aprovechando el agua y nutrientes no disponibles para otros cultivos como el cereal, siendo por ello, este cultivo de primavera-verano un seguro en años difíciles, ya que tolera bien el estrés hídrico. Como ejemplo, tenemos años como el pasado 2019 en la provincia de Cuenca, en el que la pluviometría recogida durante el tiempo que estuvo el cultivo en el campo fue muy escasa y las producciones, aunque bajas, estuvieron en la media de la región.

Otra ventaja que nos aporta esta oleaginosa, es la capacidad de romper el ciclo de enfermedades y malas hieras del cereal, constituyendo la alternativa prioritaria en las explotaciones agrarias de secano, cumpliendo una importante función ecológica, al ser prácticamente el único cultivo existente en el verano, cuando la mayoría de los secanos están vacíos.

En cuanto a la rentabilidad, el girasol es el cultivo con menor coste por hectárea y por tanto menor necesidad de capital circulante, proporcionando una buena rentabilidad.

En Euralis seguimos apostando fuertemente por el cultivo del girasol, invirtiendo un 13% anual de nuestra cifra de negocio en investigación, lo que nos ha permitido obtener grandes avances genéticos, obteniendo variedades adaptadas a nuestro clima, resistentes a las nuevas razas de jopo, enfermedades fúngicas como el mildiu y tolerancia a herbicidas como son las variedades Express® o Clearfield®.

Todo ello, nos hace poner a disposición del agricultor el catálogo de variedades de girasol más completo a nivel nacional. Muestra de ello, es la gama de girasol La Buena Pipa, la gama más productiva y consolidada del mercado.